Amenaza de bomba en el Lycée Hélène Boucher

Lycée & Collège

¿Amenazas de bomba en Hélène Boucher?

Unos meses después de los atentados de noviembre de 2015, cinco establecimientos educativos de París han sido sometidos a vigilancia. Tras declararse -simultáneamente- una amenaza de bomba en seis lycées de la capital el martes 26 de enero por amenazas telefónicas, aún hay 5 que, a día de hoy, continúan en alerta, y vigilados por las fuerzas de seguridad.

 

Sarah WOLF y Juliette RIPPERT

La academia de París publicó en Twitter un pequeño comunicado donde anunciaba que "en respuesta a amenazas", los alumnos de Charlemagne, Condorcet, Hélène Boucher, Louis-le-Grand y Víctor Hugo "han sido evacuados según los planes de seguridad de cada uno de estos establecimientos". Y que los alumnos debían ser confinados mientras que "la policía asegure la seguridad de estos lugares".

 

Los alumnos, tranquilizados por la presencia de fuerzas del orden, no efectuaron oleadas de pánico. La vida sigue, y los Lycées siguen funcionando con normalidad, puesto que en ningún momento encontró nada la policía. A pesar de ello, la vigilancia es mantenida, como podemos observar en la puerta de Hélène Boucher estos días.

 

Esta intervención responde a varias llamadas anónimas que amenazaban con poner paquetes bomba en seis prestigiosos establecimientos parisinos, entre los cuales el Hélène Boucher.

 

Entrevistamos al guardián del Lycée

A propósito de estos hechos, hemos querido entrevistar al guardián del Lycée, el señor Robert YEIS, quizás la persona que mejor conoce la gravedad de la amenaza.

 

Pregunta: ¿Cómo han sido prevenidos?

Respuesta: Hemos sido prevenidos por mail.

 

P: ¿Según usted, el responsable de la llamada era un hombre o una mujer?

R: Era la voz de un hombre, era monótona, era una voz prerregistrada, la policía luego nos dijo que era un spam, que sale de un sólo lugar y se envía luego a todos los establecimientos al mismo tiempo.

 

P: ¿Cuáles medidas de seguridad han sido tomadas?

R: Por el momento -aparte de la policía-, el ejército, un pequeño cordón de seguridad y una persona especialmente contratado a este fin, nada especial.

 

P: ¿Qué procedimiento debe ponerse en marcha en caso de ataque?

R: Según la Proviseur y el Rectorado, es recomendable un confinamiento en las clases, porque se tiene miedo que en el caso o los alumnos serían evacuados aparte del colegio, nos esperarían y todo el mundo sería ametrallado. Encuentro que tenemos un lycée bastante cerrado y es mejor quedarse en el interior, al tiempo que policía y el ejército hacen la ronda alrededor.

 

P: ¿Cuáles fueron sus reacciones? ¿Tomó en serio este mensaje?

R: Sí que me lo tomé en serio porque desgraciadamente todo esta historia de los atentados ni ha acabado, ni está cerca de acabarse. Hace unas semanas tuve esta llamada en bucle (2 veces) y previne a la Proviseur, lo que desencadenó la llegada de la Policía.

 

P: ¿Por qué no previniste a los alumnos?

R: Para evitar el pánico y pienso que fue muy buena idea, porque en un caso como este, hay que evitar los movimientos de pánico, aunque los alumnos estuvieron al tanto rápidamente con las redes sociales.

 

 

Un sospechoso ha sido encontrado

Un alumno de un Lycee que tiene 18 años, loco por la informática, había sido interpelado en la investigación sobre llamadas anónimas amenazando lycées parisinos. Debe presentarse próximamente ante un juez de instrucción, según nos enteramos por fuentes judiciales.

 

 

Llamadas similares en el Reino Unido

Una historia similar se ha producido estos días en el Reino Unido, en la región de Birmingham. El lunes, seis escuelas de la misma región británica del West Midlands y otros dos en la ciudad escocesa de Glasgow fueron evacuados debido a nuevas amenazas, según las autoridades locales.

 

"En este momento, nada sugiere amenaza creíble contra ninguna de estas escuelas", declaró la policía de West Midlands. Eso sí, en Australia varias escuelas habían sido evacuadas o cerradas en Australia el viernes en consecuencia de amenazas de bomba, calificadas de "novatadas" por la policía.