Encuentro con deportados

Lycée & Collège

Encuentro con deportados en Hélène Boucher

Ana Lou HUYNH

El pasado 5 de febrero fue organizado un encuentro en el Lycée Hélène Boucher de sus alumnos con deportados y miembros de la Resistencia durante la 2a Guerra Mundial.

 

Este encuentro, que se repite desde hace ya varios años, ocurre en el contexto de colaborativo de nuestro Lycée

y una asociación de "testigos" de la guerra. Su finalidad, compartir una experiencia extraordinaria (y dolorosa) con los jóvenes, antes de que sus recuerdos y vivencias se acaben perdiendo. Porque cada guerra es mucho más que unas páginas en nuestro manual de Historia.

 

La reunión fue a eso de las cinco y media de la tarde en el comedor de alumnos. Los participantes se repartieron por varias mesas, en cada una de las cuales nos sentamos ocho o diez alumnos. Tras las presentaciones, nos desvelaron cuáles eran sus cometidos contra el nazismo: en mi caso, pude escuchar el testimonio de 2 ancianas (98 y 87 años, respectivamente) de Lyon. La mayor de ellas nos contó que habían pertenecido a una red de apoyo a la Resistencia, por lo cual acabaron siendo deportadas al campo de Ravensburg. Se ocupaban de asistir socialmente a las familias de resistentes, pero también a las familias judías que huían los nazis, sin importar su nacionalidad. Nos describieron el peligro constante de sus acciones, pero también su satisfacción por ayudar a quienes más lo necesitaban, y la rabia que les daban las injusticias cometidas por los nazis alemanes y los colaboracionistas franceses de Vichy.

 

Era la segunda vez que me encontraba frente a resistentes de la 2a Guerra Mundial: hace un año tuve la oportunidad de conocer a los amigos de Thomas Fogel, un alumno de Hélène Boucher en los años '40 que participó en la Resistencia a los 15 años, y que murió deportado.

 

Me siento particularmente conmovida por esas personas y sus testimonios, pues sacrificaron sus vidas -o parte de ellas- por la de los demás. No sé si, en un contexto similar, yo lograría hacer lo mismo. De ahí mi total admiración hacia estas personas, a quienes tanto debemos.

c) La astronomía (vitral derecho)

Esta ventana representa la astronomía, tal y como se puede percibir en varios elementos: un telescopio, el planeta Saturno, una estrella (la estrella de David, símbolo judío, quizás un recordatorio de nuestro Lycée a las chicas judías que acogió durante la Segunda Guerra Mundial), el arco de los signos astrológicos... Creo que representa las ciencias; quizás el autor ha elegido la astronomía para evocar el conocimiento de todo el Universo... que está dentro de nuestra enseñanza.