After

Cultura

Parece que vivimos todo lo que ocurre, y no nos damos cuenta de ello mientras leemos el libro. Es como la vida misma. Tenemos la sensación de vivirlo y llegar a ser un personaje de la historia. También encuentro que el estilo del autor es bastante simple pero muy eficaz. Yo que no estoy acostumbrada a leer libros, no me he dado cuenta de las 600 páginas del primer tomo, estaba como impregnada y para mí era imposible soltarlo: quería conocer los secretos de Hardin a cualquier costa, porque es tan odioso con todo el mundo y en particular con Tessa.

 

Desde el primer día es como un amor duro entre Hardin y Tessa, se ve que se sienten atraídos el uno por el otro, pero al mismo tiempo rechazan sus sentimientos. Y justamente, encuentro que su romance tan complejo da ganas de leer el libro hasta la última página para saber lo que pasará. Sin embargo, a veces, me irritó de ver que se hacían mucho daño sin poder hacer nada. Por otra parte, me encantó contemplar a Hardin y Tessa interactuar, juntos y separados: aprendemos a conocerlos poco a poco.

 

Finalmente, este libro me ha mantenido en suspense hasta el final. A lo largo de mi lectura, me preguntaba de qué manera el autor acabaría con el relato, que pasaría con nuestros amantes, pero jamás hubiera pensado en el sorprendente final que tienen. Me quede asombrada y debo decir que el final está bien pensado y se corresponde bien con el resto de la aventura. En pocas palabras, After gusta o no gusta, pero no deja indiferente. Resulta fascinante desde la primera página hasta la última. Se pasa por todos los sentimientos, podemos reír, llorar, o gritar (mucho), esperando que todo se arregle...