Los indignados en la prensa española

OPINIÓN

Los indignados retratados por la prensa española

Fiona BOBIN, Adrien TINTAR, Lauren WAWRA

El 15M, también conocido como el Movimiento de los Indignados o Spanish Revolution, es un movimiento social que surgió de la indignación popular y se formó a raíz de la manifestación del 15 de mayo de 2011, donde luego por la noche en Madrid, algunas personas decidieron, espontáneamente acampar en la Puerta del Sol.

 

El movimiento se extendió a más de 50 ciudades de toda España, donde se produjeron una serie de protestas pacíficas con el lema « ¡Democracia Real Ya! No somos mercancía en manos de políticos y banqueros». Las principales demandas que exigían los manifestantes eran un cambio radical en la política española porque no consideraban representados por el bipartidismo PSOE-PP. Además expresaban su rechazo al desempleo, la corrupción y a un sistema injusto y promovían un sistema democrático más participativo. Los activistas que formaban parte de las acampadas y asambleas, empezaron a crear colectivos temáticos. Además empezaron a formarse nuevos partidos políticos, como el Partido X en enero de 2013, o Podemos en 2014. El Movimiento 15-M ha influenciado otros movimientos sociales como por ejemplo la Nuit Debout.

 

Análisis de portadas de prensa

ABC: Los indigados "festejan" su protesta planetaria.

Ésta es la portada del periódico ABC, un periódico de línea conservadora, monárquica y católica, publicado el 16 de octubre de 2011, es decir cinco meses después de la movilización mundial del 15 de mayo de 2011.

 

Podemos ver a un hombre sin camisa, tirando algo que se parece a un extintor, seguramente en la dirección de las fuerzas de seguridad. A su lado hay un coche incendiado y destruido. En el segundo plano hay personas que parecen manifestantes y policías luchando. Entonces tenemos una escena de violencia donde el periódico representa una triste realidad del 15M: la violencia y la delincuencia que puede ocurrir. Además el periódico apunta a esta idea con un título irónico : “Los Indignados “festejan” su protesta planetaria”. En efecto, los manifestantes no están festejando, entonces el periódico cuestiona la legitimidad de las acciones de los activistas y les asimilan a salvajes que no pueden celebrar sin violencia. Finalmente podemos decir que el periódico critica el 15M o al menos la violencia que puede ocurrir durante este tipo de manifestaciones.

 

EL PERIÓDICO: El 15M sigue vivo.

Aquí tenemos la primera plana del Periódico, un periódico de Cataluña, de izquierdas, publicado el domingo 13 de mayo del 2012. En la imagen, vemos a miles de personas que se manifiestan en las calles de Barcelona un año después del 15-M. Eso muestra que el movimiento de indignados no se ha terminado, como dice el eslogan: El 15-M sigue vivo. Los indignados vuelven a las calles de España un año después de su creación porque España es un país sumido de nuevo en la recesión, con un desempleo del 24,44%, que se dispara a 52% entre los jóvenes, el gobierno conservador de Mariano Rajoy lleva a cabo desde hace meses medidas de austeridad para ahorrar 30.000 millones de euros, incluido en sectores como la salud pública o la educación.

El mensaje de este periódico es que la gente sigua manifestándose por un sistema político más justo.

 

EL PAÍS: Decenas de miles de personas se unen al 15M la víspera electoral.

Aquí tenemos la portada del periódico El País, un periódico centro-izquierdo, publicado el 21 de mayo de 2011. Podemos ver en la fotografía a dos indignados que están reemplazando la placa de “la plaça de l'Ajuntament” por “la plaça del quinze de Maig” que significa “la plaza del 15 de mayo” en catalán. La plaça de l'Ajuntament es la plaza más importante de la ciudad de Valencia y también representa el poder. Los otros manifestantes apoyan los dos hombres. El artículo y la fotografía muestran el objetivo de los manifestantes: señalar su insatisfacción de manera muy pacífica. Entonces, los indignados que quieren modificar la situación política con el movimiento del 15M, toman el poder con y durante el “Quinze de Maig”. También quieren apropiarse de los lugares públicos porque están hartos de la corrupción que dirige el país.

 

Como hemos visto en las diferentes portadas de los diferentes periódicos, el movimiento 15M ha provocado opiniones muy variadas en los medios españoles. Podemos decir que todos los periódicos en España están a favor de un partido político. Entonces, tenemos que relativizar lo que dicen los periodistas porque todos quieren defender su punto de vista deformando la realidad. Asimismo, tenemos nuestra opinión sobre el movimiento.

 

Pensamos que este movimiento fue una buena iniciativa y particularmente necesario para mostrar que el pueblo no puede tolerar la corrupción y las mentiras. Varios de nosotros habríamos participado en este acontecimiento para manifestarnos en las calles y expresarnos. Pensamos que es muy importante protestar y reclamar una democracia mejor o una economía mejor cuando las personas que deben representar al pueblo y que son eligen para esto no respeta sus compromisos.

 

Además, como el 15M es un movimiento muy espontáneo, está también desorganizado y éste es, para nosotros, uno de sus puntos débiles. Pensamos también que la violencia que ocurre desacredita el objetivo principal y que las personas que solamente destruyen para divertirse deberían pensar que los que están en contra de los indignados utilizan estos actos para atacar al movimiento.

 

Aunque el movimiento francés “Nuit Debout” no ha funcionado tan bien, el movimiento de los indignados ha permitido un cambio. En las ciudades, las asambleas se fueron creadas por los indignados. Entonces, durante las elecciones parlamentarias estas asambleas se fusionaron en un partido llamado “Podemos” y el pueblo español fue representado democráticamente.

 

Controvertido y cuestionado, el movimiento 15M habrá marcado un cambio crucial en la vida política española rompiendo el dominio que tenían el PP y PSOE. Sin embargo, la crisis política en España no ha acabado. Las elecciones legislativas de junio 2016 se acercan y el futuro de los españoles es siempre incierto.