El nuevo Forum de Les Halles

Mi ciudad

Les Halles, por fin renovado tras 5 años de obras

Diala NIMAGA & Rebecca MAYAKI

El Fórum des Halles fue, durante mucho tiempo, el vientre de Paris. Y también durante unas décadas un gran centro comercial (fue inaugurado en 1979), sobre la estación de Châtelet - Les Halles.

 

Pero su historia no acaba ahí: el Fórum des Halles ha sido reinaugurado el pasado 5 de abril, pasando a ser el segundo centro comercial más grande de toda Francia, tras más de 5 años de obras, totalmente remozado y tras haber construido autenticas obras maestras de ingeniería, como la Canopée, un techo de 96 metros de ancho completamente suspendidos, compuesto por incontables nervios de metal y 14 000 placas de vidrio. Cambiamos así de una construcción bastante fea y algo pasada de moda a un palacio hi-tech.

No es todo: el Fórum des Halles tiene otros proyectos para acoger a todos sus visitantes, desde los más jóvenes a los más viejos: las obras se han realizado para actualizar el Fórum, pero esencialmente para atraer más visitantes, en caída libre desde hace ya algunos años, y cueste lo que cueste, porque las obras han costado muchos millones de euros.

 

Antes de todas estas obras, el Fórum des Halles tenía un estilo inactual, ca-

si de mal gusto. Todo era subterráneo, sin puntos de luz natural, como en un gran bunker. Ahora, con la Canopée el Fórum es más hermoso. Y esto nos atrae más... y nos empuja a comprar más, en su centro comercial.

Seguimos paseando por el Fórum hasta llegar a las áreas de descanso -que antes no había- donde nos podemos tomar un descanso antes o después de hacer las compras. Nos encantó porque podemos descansar allí, incluso sin necesidad de comprar nada, y se puede utilizar simultáneamente el wifi del centro comercial.

 

La única cosa que no nos ha gustado es que antes de ver la Canopée, percibimos directamente las obras que aún quedan por hacer... y que son muy ruidosas. Estropea un poco el conjunto, aunque suponemos que no van a durar toda la vida, ¡o así lo esperamos!

No todo es estética... Yendo allá, percibimos la Canopée, que, además de ser fabulosa representa bien la sociedad en la cual vivimos: es nueva, implica movimiento y es artística. Es por esta razón que nos gusta.

 

Tras visitar la Canopée, hemos ido a su centro comercial, para constatar los cambios: ahora hay más tiendas (nos encantan sus boutiques de moda a las que ya solíamos ir y que han mejorado mucho). Lo que hemos visitado es más grande, con muy buen ambiente, con música muy agradable y con una muy amplia selección de productos.